Las esquinas del mundo,

Luis A. Iglesias

(05 de abril de 2018. Estandarte.com)

El caso de la editorial Cuestión de belleza es uno de los no muchos –pero tampoco pocos– ejemplos que desmienten ese mantra de que la industria y lo digital se ha llevado por delante al libro y a la cultura que lo rodea. Desde Orense, esta editorial cuyo catálogo se centra de manera especial en la poesía y la música, es fruto del gusto por el libro y el cuidado por las ediciones que ponen Arturo R. Camba y Pilar Fernández Pinedo. El primero procede laboralmente del ámbito de la medicina, aunque vocacionalmente está entregado a la literatura y es autor de varios libros publicados en la editorial como perlas, rojas y En mar, abierto. Pilar Fernández Pinedo es pintora e ilustradora. A estas alturas ya está claro lo que los une: los libros.

Para saber más de Cuestión de belleza tomamos como ejemplo uno de los último volúmenes publicados, el poemario Las esquinas del mundo de Luis Alfonso Iglesias Huelga. Él no es el único “autor”, también lo es el ilustrador José Arenas, porque cada volumen de Cuestión de belleza ofrece un impecable 2×1: arte+literatura en el mismo título. ¿Alguien puede dar más?

A menudo, como es el caso, los libros esconden historias o secretos de cómo las artes los crían y ellos se juntan… En Las esquinas del mundo, la unión vino del arranque espontáneo del ilustrador, que conoció un volumen anterior de Luis Alfonso Iglesias, el poemario Armonía en Rebelión que había ganado el premio Fractal de poesía. En un acto de dedicación y gran dosis de generosidad, José Arenas ideó una ilustración para cada uno de esos poemas… Ese fue el germen de lo que luego sería Las esquinas del mundo, su obra conjunta.

“Ningún verso quiere ser vivido
en el campo neutral de la indolencia”.

Así acaba el poema titulado Verso liberto, una declaración de intenciones en lo que se refiere a un poemario que reivindica el poder de la palabra y del lenguaje. Los poderes, mejor dicho. O los superpoderes, todavía mejor. Porque se necesita mucha fuerza para incitar a compartir y a comunicar en tiempos de incomunicación, pantalla mediante. Iglesias Huelga quiere que sus poemas “den qué hablar” en el mejor sentido, que se lean, se discutan, se disfruten o todo lo contrario, pero que los versos se sostengan en las manos, pasen a los labios y se pronuncien, o corran por la piel en forma de escalofrío o acaricien o suelten un literario manotazo.

Las esquinas del mundo no son cuatro ni están creadas. Son todas las que uno quiera y sea capaz de construir con el “cemento armado del lenguaje”. Son esos espacios donde uno se cita con alguien –“quedamos en la esquina…”–, donde se producen reuniones espontáneas, encuentros casuales y también donde uno improvisa un lugar para el reposo. En el vídeo de presentación del libro que han colgado en la web de la editorial, Luis Alfonso Iglesias habla de Aristóteles y de su concepto de felicidad como contemplación. Y eso es lo que hace posible Las esquinas del mundo, una parada, un tomar aliento para verse, situarse y disponerse enseguida a descubrir lo que el mundo brinda al doblar su esquina.

Mockup Las Esquinas del Mundo

“Queremos homenajear ese universo racional y emotivo llamado libro”

(Javier López Iglesias 27/10/2016 / www.hoyesarte.com)

“Sin cultura una sociedad no avanza, ni siquiera se mantiene; tan solo deja de ser sociedad y el ser humano pierde su adjetivo”. Así de contundente se manifiesta Arturo R. Camba, editor, poeta e impulsor, en colaboración con la pintora e ilustradora Pilar Fernández-Pinedo, de la Editorial Cuestión de Belleza.

El libro como base y vehículo de cultura y arte, física y metafísica, ética y estética. “Con dos líneas maestras, la poesía y la música, desarrolladas en cuidados textos e ilustraciones originales, sobre un soporte físico que pretende buscar ese placer sensorial que siempre nos ha producido el libro (vista, tacto, oído, olfato) camino de la excelencia”.

Toda una declaración de intenciones para quien lamenta que el cine, el teatro, la música, presenten casi a diario sus quejas, “demandas totalmente fundadas, por el ínfimo apoyo no solo de los poderes públicos, sino de toda una sociedad. Pero es sin duda el mundo del libro donde se amalgaman todas las plagas bíblicas: escasez de lectores habituales, impuestos, competencias leales (nuevas tecnologías) y desleales (piratería), desprecio del formato, cierre de librerías…”.

Así las cosas, ¿qué es Cuestión de Belleza?

Es una editorial que, desde su propia dimensión, quiere homenajear a ese universo racional y emotivo llamado libro, eso que consideramos cuestión de belleza.

¿Por qué y con qué motivaciones surge la idea de poner en marcha este proyecto editorial?

Surge de la feliz conjunción de una ilustradora y un poeta entusiastas, amantes del arte en general y del libro cuidado en particular, dispuestos a ofertarlo a todas las personas que también lo aman, y a conquistar a los indecisos. Pero no sólo. También queremos ofrecer un medio de expresión y divulgación a nuevos y valiosos escritores.

¿Qué aporta Editorial Cuestión de Belleza?

Nada y todo. Nada nuevo, pues ya se ha hecho y se seguirá haciendo, y todo, el libro: contenido y continente. Queremos aportar cuidado y esmero no sólo en el texto literario y en las ilustraciones que lo acompañan, sino también en el vehículo que los soportan: formato, papel, tipografía, maquetación, cubiertas… Calidad y refinamiento como divisas. Libros para leer, pero también para ver, para oler, para acariciar. Quisiera destacar, porque es otro de los distintivos de la editorial, que todas nuestras ediciones están iluminadas con ilustraciones originales de Pilar Fernández-Pinedo, socia fundadora de la editorial, o con colaboraciones externas de gran calidad que seleccionamos minuciosamente.

¿En qué ámbitos ha desarrollado su labor en el primer año?

Desde un principio hemos escogido, tal vez con escasez de razón pero con abundancia de sentimiento, tan solo tres líneas editoriales, tres disciplinas para desarrollar nuestra labor. Poesía: tanto en verso como en prosa. Tenemos editado mi propio poemario, Perlas, rojas. Música: en cualquiera de sus facetas, salvo partituras. Contamos con dos títulos: Brandemburgos, guía de audición de los Conciertos de Brandemburgo del gran Johann Sebastian Bach, y Víctor Fernández-Pinedo, música en la Cocina, una maravillosa reunión de gastronomía de autor, exquisitos vinos de La Rioja, óperas seleccionadas y recuerdos biográficos. Mirabilia: un cofre de maravillas inclasificables donde se enseñorea la fantasía. Ahora mismo oferta dos obras: En mar, abierto, un diario vital muy lírico, repleto de buena música, y Abecedario de flores, un relato ordenado de flores y sus circunstancias.

“Nuevas empresas editoriales están conquistando al público con ilusión y compromiso”

¿Considera la poesía un género al que ha de prestarse más atención?

Me gusta decir que la poesía es la música de la literatura, por sus muchas características compartidas. Siendo yo mismo poeta y melómano, considero que es un género a potenciar y promocionar, porque nunca se valora suficiente lo que no se conoce bien. Más si cabe siendo como somos un país de excelentes poetas. Alguien me comentó en alguna ocasión que la poesía sólo la leen los poetas. ¡Contribuyamos a que haya millones!

¿Qué proyectos y obras tienen para un próximo futuro?

Nuestro futuro pasa lógicamente por ampliar nuestros tres anaqueles. Tenemos en fase avanzada de edición un precioso poemario que sin duda dará que hablar, y también un acercamiento muy especial a la obra de ese enorme músico llamado Frank Zappa. Antes de cumplir nuestro segundo aniversario esperamos tener editados otros dos nuevos títulos: un libro de poemas, en edición bilingüe catalán-castellano, y una nueva entrega dentro del apartado Mirabilia.

¿Cómo contempla el actual panorama editorial español?

Con optimismo, la verdad. A pesar del tirón de las redes sociales y de todos estos años de miseria cultural, en especial en relación con el libro, hemos visto la germinación de nuevas empresas editoriales, muy especializadas, pero con un nivel de ilusión y compromiso que está conquistando al público y al futuro. Ése es el camino, eso sí, con mucha paciencia y dedicación.

Arturo-R-Camba
Logo cuadrado vectorial pequeño